Cómo Hacer Tarta de Fresa ¡Está deliciosa y sabrosa! Saltar al contenido
Cómo Hacer Tartas

Tarta de Fresa

abril 7, 2020

¡Hola Cakers! Hoy vamos a hacer una tarta muy especial, hoy voy a enseñarte cómo hacer tarta de fresa paso a paso. Es una de nuestras recetas de tarta favoritas ya que la fresa de temporada en si ya nos parece deliciosa, pero si encima la añadimos a un postre cómo la tarta ya está que ni te cuento de sabrosa ¿Quieres aprender a hacerla así cómo los ingredientes que necesitas? ¡Pues vamos allá!

La tarta de fresas es una de las tartas tradicionales de fruta que se hace de muchas formas y cuya capa superior está hecha en general de fresas. No solo se la conoce en países germánicos sino más bien asimismo en Inglaterra, Polonia y Rusia. La base suele hacerse de pastaflora.

Variedades de la tarta de fresa

Cómo dije antes la base es una capa de pastaflora untada de confite sobre la que se presenta una capa de galletas. Sobre esto se disponen las fresas.

  • Las fresas se disponen sobre una base de pastaflora.
  • Se emplea siempre y en toda circunstancia fresas frescas a las que se cubre a través de azúcar tafetán.

Todas y cada una de las formas posibles de conservación solo se pueden aplicar parcialmente a las fresas y no se logra un producto conveniente para el consumo. La tarta de fresas se sirve frecuentemente con crema batida al café.

Ingredientes

Los ingredientes para hacer la tarta de fresa no son complicados de conseguir en casi cualquier supermercado o tienda de tu barrio vas a poder conseguirlos. Si tienes cualquier duda dejo abajo los comentarios abiertos.

  • Cien gr de galletas tipo maría
  • Cincuenta gr de mantequilla
  • Gelatina de fresa
  • Doscientos gr de queso de untar
  • Doscientos ml de nata líquida
  • Cuatro cucharadas de azúcar
  • Fresas frescas

Elaboración

Los pasos para hacer la tarta también son sencillos, pero eso si, hay que hacerlo todo al pie de la letra para que nada salga mal.

  1. Nos ponemos manos a la obra con esta tarta buscando todos y cada uno de los ingredientes. Son fáciles y probablemente los vamos a tener en nuestra nevera.
  2. La gelatina de fresa es un básico que se puede transformar en el postre perfecto, va a dar el sabor y color a una tarta que impresiona.
  3. Empezaremos a crear la base. Ponemos las galletas en el vaso de la batidora y las desmenuzamos. Mientras que ponemos unos segundos la mantequilla en el microondas a fin de que se funda.
  4. Mezclamos en un bol la mantequilla y las galletas hasta tener lista la base de una tarta pasmante. Ponemos esta base en un molde, la ponemos a la nevera mientras que proseguimos con la preparación.
  5. Proseguimos batiendo el queso con la nata hasta el momento en que vaya cogiendo textura. Va a deber quedar lo más esponjosa posible. Le agregamos el azúcar preciso a fin de que nos quede una preparación perfecta.
  6. Calentamos en un cazo un vaso de agua para poder diluir la gelatina. Este elemento va a ser el que le de su sabor, color y textura a la tarta de fresas más simple de preparar que existe.
  7. Cuando tenemos la gelatina disuelta, la vamos incorporando sin dejar de batir a la nata, el queso y el azúcar.
  8. Vamos a crear de esta forma una tarta perfecta que solo precisará pasar unos minutos o bien ciertas horas en la nevera.Receta de tarta de fresa veloz sin horno
  9. Vertemos la preparación sobre el molde. Le podemos dar un tanto más de intensidad poniendo mermelada por encima o bien unas fresas de decoración.
  10. Aguardemos a que cuaje y servimos esta tarta de la nevera o bien del congelador muy fresca. Vamos a tener listo el postre más fácil y exquisito que existe. Solo nos va a quedar probarlo.
Tarta de Fresa
Pedazo de tarta de fresa listo para comer con un vaso de leche.

Otras maneras fáciles de hacer la receta

Cómo siempre os damos todas las formas posibles de hacer la tarta, en este caso la tarta de fresa. Nosotros conocemos estas maneras de hacer la tarta, pero si vosotros conocéis alguna otra manera os dejo abajo la sección de comentarios abierta.

Tarta de fresa y nata

  1. Ponemos a calentar el horno a fin de que esté listo cuando terminemos de preparar la masa del bizcocho, a 180º con calor arriba y abajo.
  2. Tamizamos la harina y reservamos.
  3. Preparamos un molde redondo de bizcocho de veinte cm, forrándolo bien de papel de enhornar en el fondo y en las paredes.
  4. Vamos a tener los huevos a temperatura entorno. Los ponemos en un bol con el azúcar y la sal, y los montamos batiendo a velocidad alta al menos diez minutos, hasta el momento en que la mezcla haya esponjado y esté en el punto de cinta, que al levantar las varillas escurra como una cinta que hace un dibujo sobre la superficie de la masa.
  5. Cuando los huevos estén en su punto añadimos la harina, mezclando con mucha delicadez y movimientos envolventes, y la vainilla.
  6. Vertemos la masa ya lista en el molde de bizcocho y al horno veinte-veinticinco minutos. Probamos con una brocheta que esté bien hecho por la parte interior. Sacamos, dejamos descansar unos minutos y desmoldamos. Dejamos enfriar.
  7. Cuando el bizcocho esté bien frío lo cortamos en 3 capas, con una lira o bien un cuchillo grande y bien afilado.

Almíbar de fresa

  1. Ponemos en un cazo el agua y el azúcar así como las fresas troceadas y llevamos a ebullición. Lo cocemos unos cinco minutos. Colamos y descartamos las fresas. Reservamos.
  2. Tomamos un puñado de fresas y las cortamos más bien menudas. Reservamos.

Relleno de la tarta

  1. Ponemos en un cuenco el kirsch o bien agua, y agregamos la gelatina a fin de que se hidrate. Retiramos un tanto de nata, la calentamos y agregamos la gelatina una vez hidratada, a fin de que se disuelva. La dejamos templar.
  2. Montamos la nata hasta el momento en que esté bastante dura; ya antes de llegar a la dureza terminante añadimos la fresa en polvo y la mezcla de gelatina.
  3. Pasamos la nata montada a una manga pastelera con boquilla ancha.

Montamos la tarta

  1. Cortamos un cartoncillo del tamaño del bizcocho para ponerlo debajo y poder trasladar la tarta como nos plazca. Ponemos encima la primera capa de bizcocho y la pintamos con el almíbar de fresa.
  2. Repartimos la mitad de la nata montada aromatizada sobre el bizcocho con la manga pastelera.
  3. Agregamos fresas en trozos a nuestro gusto.
  4. Ponemos sobre el relleno la segunda capa de bizcocho y apretamos a fin de que la nata llene los huecos. Es recomendable utilizar un plato grande o bien algo afín para apoyarlo sobre el bizcocho y apretar; de este modo la presión se reparte por igual y queda más uniforme.
  5. Mojamos esta segunda capa de bizcocho con el almíbar de fresa. Repartimos la segunda porción de relleno y volvemos poner ciertas fresas. Repetimos la operación precedente.
  6. Una vez puestas todas y cada una de las capas de bizcocho, pintamos finalmente la capa superior con el almíbar y llevamos la tarta a la nevera a fin de que se ponga firme el relleno, al menos dos horas. Opcional

Cobertura final

  1. Procedemos prácticamente igual que con el relleno: hidratamos la gelatina en dos cucharadas de agua y la disolvemos en un pellizco de la nata hirviendo. Dejamos enfriar.
  2. Montamos la nata y agregamos la nata con la gelatina cuando prácticamente esté montada completamente.
  3. Pasamos la nata a una manga con boquilla rizada y adornamos la cocorota de la tarta. La ponemos en el frigorífico un rato a fin de que se ponga firme la nata.
  4. Escogemos varias fresas de similar tamaño, las lavamos y cortamos el rabito, y adornamos con ellas la tarta. Listo.

Tarta de fresa sin horno

  1. Desmenuzamos las galletas en un robot de cocina hasta el momento en que se transformen en polvo de galleta.
  2. Fundimos la mantequilla en el microondas y se lo agregamos así como el azúcar y la canela al polvo de galletas y removemos hasta lograr una consistencia como de arena mojada.
  3. Cubrimos el fondo de un molde desmoldable con la preparación precedente cuidadosamente de no apretar demasiado ya en caso contrario nos quedaría durísima la base.
  4. Lo metemos en la nevera hasta el momento en que tengamos listo nuestro relleno.
  5. Lavamos bien las fresas y las mezclamos con el azúcar y la vainilla. Agregamos los iogur helenos y batimos con una batidora hasta lograr una crema suave, tal y como si fuera un batido.
  6. Ponemos la mezcla precedente en una cacerola y le agregamos los cuatro gr. de agar-agar y sin dejar de remover con varillas manuales, llevamos a ebullición a lo largo de 2 minutos.
  7. Volcamos la mezcla sobre el molde que teníamos reservado y dejamos que se enfríe en la nevera a lo largo de una hora más o menos.
  8. Preparamos la cobertura de la tarta poniendo la mermelada así como el agua y los dos gr. de agar-agar y llevamos a ebullición sin parar de remover a lo largo de 2 minutos, como hiciésemos con el batido de las fresas.
  9. Cubrimos de forma cuidadosa la tarta con la mermelada y volvemos a meter en la nevera hasta la hora de consumirla.

Tarta de fresa y chocolate

  1. Separar las yemas de las claras.
  2. Entremezclar las yemas con el azúcar hasta lograr una masa homogénea, agregar el youghourt y proseguirse batiendo.
  3. Ahora ir agregando el cacao y las harinas anteriormente tamizadas, a través de movimientos envolventes. Agregar el aceite.
  4. Montar las claras a puntito de nieve. Ir agregando poquito a poco las claras montadas al resto de la mezcla a través de movimientos envolventes procurando que la masa no baje de volumen.
  5. Introducir en el horno precalentado a 180° unos treinta y cinco-cuarenta minutos en dependencia del género de horno.
  6. Para revisar que está cocido, pinchar con un mondadientes, si sale limpio, nuestro bizcocho va a estar listo.
  7. Poner a calentar en una sartén o bien cazo las fresas cortadas a dados no pequeñísimos. Agregar el azúcar y el agua y cocer a lo largo de dos minutos.
  8. Sacar las fresas y reservar.
  9. Cuando el almíbar esté temperado, incorporar el ron.
  10. Derretir el chocolate en el microondas o bien al baño maría y agregar la mantequilla fundida.
  11. Cuando el bizcocho haya enfriado, recortar por la mitad y mojar con el almíbar.
  12. Para finalizar cubriremos con la cobertura de chocolate y vamos a dejar enfriar.
  13. Para decorar le va bien cualquier fruto seco como nueces, avellanas e inclusive pistachos.

Tarta de fresa Thermomix

  1. Podemos ir poniendo a calentar el horno a 180°. En nuestro vaso Thermomix iremos preparando la crema de queso que va a ir de relleno en la tarta. Echamos los 225g de queso en crema y los 50g de azúcar. Lo programamos a lo largo de veinte segundos a velocidad tres con cinco.
  2. Echamos ahora la clara de huevo y una cucharadita de extracto de vainilla. Lo mezclamos todo programando a lo largo de treinta segundos a velocidad tres con cinco. Sacamos la mezcla y la separamos.
  3. En exactamente el mismo vaso sin adecentar iremos haciendo la mezcla de la tarta. Echamos los 155g de azúcar y los 125g de mantequilla ablandada, lo vamos a batir programando dos minutos a velocidad cuatro,5. Ahora añadimos los 100g de nata para montar y los 90ml de leche entera, lo mezclamos programando a lo largo de cuarenta segundos a velocidad cuatro.
  4. Echamos el huevo y la yema de huevo y volvemos a programar cuarenta segundos a velocidad cuatro. Por último agregamos los ingredientes secos agregando los 200g de harina de trigo y la cucharadita y media de diastasa en polvo. Lo programamos a lo largo de dos minutos a velocidad cuatro.

Cortar Fresas

  1. Cortamos los 100g de fresas en pedazos pequeños para incorporarlos a la masa precedente, lo mezclaremos a mano con la ayuda de una espátula o bien cucharón a fin de que la fruta no quede machacada. Reservamos.
  2. Preparamos en un pequeño cuenco 2 cucharadas de azúcar con media cucharadita de canela en polvo, lo mezclamos. Por otra parte cortamos cuatro fresas por la mitad y las separamos. Elegimos una tartera que se pueda desmoldar de unos 22cm de diámetro. Le ponemos en su base papel de enhornar y engrasaremos en los laterales de la tartera un tanto de mantequilla.

Desmoldar

  1. Empezamos echando la mitad de la masa que teníamos reservada con fresas, alisamos su superficie. Ahora vamos a echar toda la crema de queso que alisaremos del mismo modo. Por último volvemos a echar el resto de la crema de fresas y dejamos la superficie alisada. Ponemos las fresas sin llegar a hundirlas y espolvoreamos toda la superficie con la mezcla de azúcar y canela. Lo metemos en el horno cerca de sesenta minutos. Para saber que está elaborada vamos a pinchar con algo afilado, si la aguja sale limpia va a estar el pastel listo.
  2. Preparamos el glaseado, en un cuenco echamos el azúcar glass y le mezclaremos con las 2 cucharadas de leche y las gotas de vainilla concentrada. Lo mezclamos todos con una cuchase. Cuando tengamos el pastel o bien tarta preparada podemos echar el glaseado por encima haciendo líneas verticales y horizontales. Podemos dejar descansar en el frigo a fin de que esté fresca.

Consejo Final

Y poco más amigos, cómo consejo final os diré que este tipo de tarta de fresa va muy bien con un buen vaso de leche y en compañía de amigos o familia. Al final no es solo lo que comemos sino también con quien lo compartimos. Un besito y hasta la semana que viene.

⭐Puede interesarte:

Tarta de Mango

Cómo Hacer Tarta de Atún receta

Tarta de Oreo